Como ya sabéis, en este blog hablaré de marketing pero siempre muy enfocado al emprendimiento. Por ese motivo he creado una sección en la que realizaré entrevistas a distintos emprendedores en las que nos cuenten su historia, sus orígenes, y nos hagan reflexionar sobre el fascinante mundo del emprendimiento, sus luces y sus sombras.

 

Me siento muy afortunada de poder comenzar esta sección con una entrevista muy especial para mí. Mi primer entrevistado es el que hasta hace poco ha sido el director general de ESIC, D. Simón Reyes,  emprendedor con una enorme visión de futuro, que fue capaz de analizar y visualizar la situación y los cambios empresariales que estaban a punto de llegar a la España de los años 70. Hoy en día a pesar de los años, continúa teniendo ese instinto que le permite vislumbrar hacia donde se dirige el mundo empresarial.

 

A lo largo de la entrevista, descubriremos qué le llevó a emprender, cómo ve a los jóvenes de hoy en día y su opinión sobre el emprendimiento.

 

Donde estudiar Marketing en Madrid

 Especialistas en Marketing, nuevas tecnologías y emprendimiento

 

ESIC Business & Marketing School, como sus siglas indican es una escuela superior de investigación comercial. Desde hace ya muchísimos años es número uno en su campo y con amplio reconocimiento por parte del ecosistema empresarial. Al igual que el mercado, ha sabido evolucionar con éste y crecer dando respuesta a las necesidades tanto del mundo empresarial como de los alumnos que se forman para incorporarse al mismo, pero sin perder su enfoque: especialistas en marketing y nuevas tecnologías.

 

Vídeo fuente: Canal youtube ESIC

Helena: ¿Quién es Simón?

Simón: Era un estudiante de Teología que terminó siendo gestor. Estudió diferentes carreras desde los 18 a los 32 años y hoy en día sigue sintiendo esa curiosidad por aprender que le llevo a aceptar el gran reto de su vida, el relanzamiento de ESIC.

H: Simón emprendedor: ¿Cómo nació ESIC?

S: Esic fue fundada por la Congregación de los Padres Reparadores en el año 1.965. Las primeras clases se dieron en el Colegio Fray Luis de León de Madrid, y ya desde el comienzo me pidieron que colaborara con el proyecto porque los fundadores se habían desanimado y no se encontraban con fuerzas para continuarlo. Inicialmente era una empresa de servicios sin ánimo de lucro. A finales de los 60, se cambió el nombre a la escuela y se refundó.

H: ¿Qué diferencia a  ESIC de otras escuelas?

S: Nos dimos cuenta de las necesidades de las empresas. Estas necesitaban profesionales para la gestión comercial y marketing y decidimos poner el foco en ello. Lo más importante es tener claro cuál es tu objetivo y no desviarte, y eso es lo que hemos venido haciendo. Durante el camino han ido apareciendo muchas más oportunidades, siempre hemos crecido sin desviarnos del mismo.

El marketing era un gran desconocido y no hacía falta en ese momento. Era una época en la que Seat no necesitaba hacer nada para vender coches, puesto que toda su producción se vendía sola. Pensar en marketing era impensable, pero lo supimos ver y apostamos por ello.

H: ¿Cuál es la filosofía de la escuela?

S: Nuestra filosofía siempre ha sido “La empresa de cara al mercado”, así es como nosotros entendemos el marketing. Había que crear los programas captando las necesidades del mercado.

H: ¿Cómo se crean esos programas?

S: Desde el inicio vimos la necesidad de ser creativos. No copiamos modelos de escuelas Americanas traducidos a distintos idiomas. Optamos por  analizar nuestro entorno, las necesidades de las empresas Españolas y creamos programas para ellas. Había que crear los programas, captando las necesidades del mercado.

H: ¿Cómo se potencia una marca como ESIC?

S: La marca la potenciaron los propios alumnos. Imagínate: al principio, el título no era oficial y la temática era desconocida. Además hace 50 años, en España ser empresario no estaba bien visto en la sociedad. Los alumnos fueron y siguen siendo ellos los mejores embajadores de la marca ESIC. Nosotros les formamos pero son ellos quienes demuestran a las empresas lo grandes profesionales y personas que son.

H: ¿Por qué sale ESIC de Madrid?. ¿Cómo comienza la expansión?

S: Nos buscaban. Al inicio, nos contactó la asociación de empresarios de Aragón. Allí hay mucha industria y necesitaban profesionales bien formados. En Pamplona, nos buscaron desde el club de marketing y en Andalucía, desde el grupo Vocento, nos contactaron por el mismo motivo. De ahí nuestra cercanía al mundo empresarial. Supimos detectar las necesidades de las empresas y formar a profesionales para ello. Por eso las empresas siguen a nuestro lado después de tantos años.

H: ¿Una palabra que defina a Simón Reyes emprendedor?

S: Curiosidad. Muchos años después, sigo sintiendo esa curiosidad por aprender que tenía aquel joven que se embarcó en esta bonita aventura.

H: ¿Simón, has pensado en dejarlo alguna vez?

S: Cuando llevaba 10 años en la dirección general, hubo un momento en el que todo estaba ya en marcha y rodando bien y pensé: “o me renuevo interiormente o lo dejo”… y opté por renovarme.

H: ¿Un momento grande?

S: Cuando construimos el edificio de Pozuelo. Ahí tomé conciencia de que ESIC podía ser algo grande. Después de mucho esfuerzo y sacrificio, ahí estaba, esperando albergar a las nuevas generaciones de estudiantes.

H: ¿Alguna vez has pensado en abandonar?

S: NO. (Una respuesta rotunda e inmediata)

H: ¿El emprendedor, nace o se hace?

S: (Se ríe ante esta pregunta…) Creo en la formación y en crear un clima donde se susciten vocaciones emprendedoras pero tiene que haber condiciones innatas. “Un soñador no puede ser emprendedor, porque crea castillos y la vida es dura”.

“Un soñador no puede ser emprendedor, porque crea castillos y la vida es dura”

H: ¿Qué cualidades tiene que tener un emprendedor?

S: Voluntad firme, constancia, sin prisas. Ha de nacer con cualidades pero luego hay que seguir aprendiendo a emprender.

H: ¿Qué diferencia encuentras entre los alumnos de antes y los de ahora?

S: Los chicos de ahora, son pacíficos, pero les falta implicación, están desilusionados.

Antes había una perspectiva, no había tanto paro, los estudiantes sabían que si estudiaban, encontrarían trabajo. Ahora no.

No hay que desconfiar de la juventud, pero no podemos engañarlos. La meta es salir preparados y demostrarlo.

H: ¿Cómo se llega a los jóvenes de hoy?

S: El secreto está en ilusionarles. Si ellos sienten interés por lo que les estás enseñando, se hacen milagros con ellos.

  “El secreto está en ilusionar a los jóvenes”

H: ¿Qué valoran las empresas de los profesionales formados en ESIC?

S: Su sencillez, disponibilidad de los candidatos y sus conocimientos prácticos.

H: Un consejo para los jóvenes:

S: Resistencia, entrega, trabajo, sacrificio y preparación

H: ¿Y un consejo para los emprendedores?

S: Humildad, no pasa nada por fracasar y volver a empezar, constancia.

H: ¿Alguna “Espina” en el camino?

S: Sí, las acreditaciones. Digamos que no nos lo han puesto nada fácil

H: ¿Volverías a emprender?

S: SÍ (vuelve a contestar sin dudarlo)

H: ¿Hasta dónde quiere llegar ESIC?

S: Queremos que lo que hagamos, hacerlo bien y sin perder el foco de lo que somos

H: Por último Simón, ¿Qué valores definen a ESIC?

S: Dar respuestas concretas a empresas concretas, ser creativos, pioneros pero con unos fuertes cimientos en deontología comercial y doctrina social. Creemos firmemente que “para ser buenos profesionales, hay que ser profesionales buenos”. Creemos en nuestro proyecto como un bien para la sociedad, el hombre es social por naturaleza y tiene que compartir y eso es lo que buscamos en la escuela, compartir todo nuestro conocimiento profesional y personal con los profesionales del futuro.

“Para ser buenos profesionales, hay que ser profesionales buenos”

Creemos en el trabajo en equipo y en ilusionar a esos equipos, tanto nuestros alumnos como profesores y resto de personas que trabajan en el proyecto, son parte de ese equipo que durante todos estos años hemos ido creando con tanta ilusión.

Terminada esta entrevista, me quedé pletórica a muchos niveles. La gran cantidad de enseñanzas que tuve la oportunidad de recibir ese día y que hoy comparto con vosotros. Me fascina ver con qué facilidad es capaz de leer el mercado y anticiparse a él y sobre todo, ver que se puede ser un profesional de primera línea sin perder los valores humanos que para mí son tan importantes.

Yo me formé en esta casa y soy de los alumnos a los que Esic despertó ese gusanillo del emprendimiento. Veo los alumnos que llegan cada nueva promoción y disfruto viéndoles crecer y convertirse en grandísimos luchadores.

Gracias Simón por esta entrevista, por tu tiempo y por haber luchado por sacar adelante este gran proyecto que es ESIC, sin tu esfuerzo, muchos de nosotros hoy no estaríamos aquí.

Helena Moreno

 

[Total:0    Promedio:0/5]
Share This